Nos encanta fotografiar a los niños siendo niños. Sin poses ni sonrisas forzadas. Dejémosles jugar y conseguiremos imágenes únicas.